Museos

Jardín botánico Gijón
Jan28

El Jardín Botánico Atlántico de Gijón (JBA), es un jardín botánico de unas 25 hectáreas de extensión, que se encuentra en las cercanías de Gijón, en la comunidad autónoma del Principado de Asturias, España.

Este jardín situado a dos kilómetros de Gijón ha sido el primero de su tipo en el noreste de España al inaugurarse el 25 de abril de 2003. Tiene una extensión de 150.000 m². aunque está en proyecto su expansión hasta los 250.000 m². Dentro de todo este terreno se catalogan alrededor de 30.000 plantas de 2.000 especies distintas. El jardín está divido en cuatro entornos diferenciados, que son el entorno Cantábrico, la factoría vegetal, Jardín histórico de la Isla y el itinerario atlántico.

Para su creación el Ayuntamiento de Gijón promovió un concurso internacional, resultando ganador el equipo multidisciplinar constituido por el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio de la Universidad de Oviedo (INDUROT)(responsable del Proyecto Botánico), el estudio de arquitectura TAU-Noriega formado por Angel Noriega y colaboradores (responsable de la Arquitectura), la empresa INGENIAqed (responsable de la Museografía) y el paisajista Ricardo Librero (responsable de la Arquitectura del Paisaje).

Las obras se iniciaron en diciembre de 2002 tras tres años de desarrollo del proyecto, participando en la inversión el Principado de Asturias y la Unión Europea a través del Fondo Social Europeo junto al Ayuntamiento de Gijón. Inaugurado el 25 de abril de 2003.

Museu Pueblu d'Asturies
Jan28

El Muséu del Pueblu d’Asturies se fundó en 1968 con el objetivo de conservar y difundir la memoria del pueblo asturiano. Sus fondos están integrados por amplias colecciones de etnografía, fotografía, documentación e instrumentos musicales, así como también por testimonios de la tradición oral: cantares, leyendas, cuentos…

En torno a estos fondos se viene realizando una importante labor de difusión y educación a través de exposiciones, publicaciones y actividades como conferencias, seminarios, talleres didácticos y conciertos.

El Muséu del Pueblu d’Asturies se creó en 1968 por iniciativa del Ayuntamiento y la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón, inspirándose en los museos etnográficos al aire libre que existían en Europa desde finales del siglo XIX.

El museo comenzó a formarse con algunos hórreos y paneras de los siglos XVII al XIX trasladados desde las parroquias de Veriña y San Andrés de los Tacones, cuyas caserías habían sido expropiadas para construir la factoría siderúrgica UNINSA. Entre 1970 y 1975 se trajeron al museo dos casas hidalgas: la Casa de los Valdés (Candás, siglo XVII) y la Casa de los González de la Vega (Serín, Gijón, 1757). También se construyeron una casa campesina, un mazo para trabajar el hierro, un lagar de sidra y una bolera para la modalidad de “cuatreada”.

Desde 1975, el museo sufrió una situación de abandono y sus espacios solo se utilizaban para fiestas y concentraciones políticas. En 1985, la Fundación Municipal de Cultura asumió su gestión, comenzando un programa de reformas y una intensa política de adquisición de fondos. En 1992 se instaló el Museo de la Gaita en la Casa de los González de la Vega y en 1994 se trasladó al recinto el Pabellón de Asturias de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

En 1998, se elaboró un plan museológico en el que participó un equipo multidisciplinar que estableció las futuras líneas de actuación del museo. En función de este plan se redistribuyeron sus espacios y contenidos, configurándose sus dos áreas actuales: área expositiva (Pabellón Expo’92, Casa de los González de la Vega, Casa de los Valdés, pabellones de aperos y construcciones rurales) y área de entretenimiento y ocio (tendayu, anfiteatro, bolera).

Museo Ferrocarril Asturias
Jan28

El Museo del Ferrocarril de Asturias es el centro encargado de conservar, investigar y difundir el patrimonio histórico ferroviario de Asturias. Su objeto abarca desde las consecuencias de la revolución industrial y el desarrollo tecnológico, a la evolución social y económica que supuso la implantación del ferrocarril en la región.

Al mismo tiempo, la preservación de los testimonios materiales e inmateriales y su presentación en el museo, permite una aproximación al período histórico que define la Asturias actual y futura. Por este motivo, el museo no se limita a ofrecer una visión nostálgica y evocadora de un pasado perdido, sino que intenta mostrar las claves para el entendimiento y comprensión de procesos venideros.

El museo está diseñado para facilitar a los visitantes la comprensión de esta historia: tecnología y mecánica, economía del ferrocarril, ferrocarril y desarrollo local y regional, el ferrocarril como medio de transporte de mercancías y viajeros, como vehículo de intercambio de ideas y culturas y como factor de cambio en el comportamiento social y de costumbres.

Casa Natal Jovellanos
Jan28

Según escribió Marcelino Menéndez y Pelayo, Jovellanos fue un alma heroica y hermosísima, quizá la más hermosa de la España moderna. Este hidalgo singular destacó como máximo exponente de la Ilustración española, como pensador y escritor polifacético y como político reformista. Además, su legado resultó imprescindible para el desarrollo de la revolución liberal española en lo político y en lo económico. Y, desde luego, su actuación frente a Napoleón, durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), fue la de un gran patriota.

El museo «Casa Natal de Jovellanos» está situado en una casa palaciega en el barrio de Cimadevilla de Gijón, en Asturias, España.

Esta casa-palacio data de finales del siglo XV, perteneciendo desde entonces a la famila de Jovellanos, cuando Juan García de Jove (1460-1525) construye el primer edificio. La casa sufre dos reformas, la primera en el siglo XVI y la última en 1758 por el padre de Jovellanos. Esta última es la que le da su aspecto actual. En la actualidad presenta dos torres a los lados con un edificio que las une; tiene anexa una capilla (Los Remedios, en dónde está enterrado) y por delante está la plaza que se denomina «Plaza de Jovellanos».

El día 27 de diciembre de 1983 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

Villas Romanas Gijón Asturias
Jan28

El museo de sitio de la Villa Romana de Veranes se abrió al público en marzo de 2007. Forma parte de los Museos Arqueológicos de Gijón junto con el Museo de las Termas Romanas de Campo Valdés y el Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres.

La villa romana de Veranes, conocida desde antiguo como Torrexón de San Pedro, comprende aproximadamente una hectárea de extensión en el lugar conocido como Venta de Veranes (parroquia de Cenero); a doce kilómetros de Gijón, junto a la carreta antigua de Gijón a Oviedo (AS-18, ahora AS-II).

Está enclavada en una vertiente a media ladera, a unos 150 metros sobre el nivel del mar y se encuentra situada en la Ruta de la Plata a su paso por el concejo de Gijón.

Se accede al museo de la Villa Romana de Veranes a través de un edificio de recepción. El diseño de este edificio responde a la búsqueda de un continuo diálogo con la naturaleza y con la esencia primordial del yacimiento.

La visita al yacimiento se realiza a través de un camino enlosado que desciende hasta el monumento. Esta vía de acceso se ha planificado para hacer accesible la visita al mayor número posible de visitantes y para facilitar una observación más ordenada de los restos arqueológicos.

Antes de iniciar el descenso, el visitante puede detenerse a contemplar la perspectiva que ofrece el entorno del yacimiento y reparar en la posición privilegiada de la villa romana, situada a media ladera y orientada al mediodía.

La visita a los restos arqueológicos de la villa se realiza a través de un sendero con diferentes puntos de observación que nos aproximan a sus estancias. Alguna de estas salas conservan parte de sus pavimentos originales. De ellos sobresale el mosaico polícromo de la estancia de representación (oecus), protegido por una cubierta que evoca el volumen que en su origen tuvo esta habitación.

Para ayudar a una mejor comprensión de los restos emergentes, se puede utilizar también las videoguías disponibles en la recepción del museo, que reproducen y recrean el volumen propio de cada uno de los segmentos de la ruina seleccionados en los puntos de observación.

Termas Romanas de Campo Valdés
Jan28

El yacimiento-museo de las Termas Romanas de Campo Valdés es un museo de sitio creado con el fin de conservar, investigar y difundir los restos de unas termas públicas de época romana. La adecuación para la visita del yacimiento arqueológico en su contexto original permite que los visitantes conozcan y comprendan mejor sus características.

La presencia de la ruina condiciona los contenidos del museo. Así, la visita a los restos del edificio termal está precedida por varias unidades informativas que explican el significado de las termas en el mundo romano, sus funciones, las tipologías, la distribución espacial y las actividades propias de cada habitación. Además de la información general sobre las termas, se habla del desarrollo del Gijón romano, la muralla, las termas de Gijón y su interpretación. Los restos materiales más significativos hallados durante las excavaciones, se exponen en una vitrina corrida en el pasillo que da paso al yacimiento.

El visitante se introduce en la ruina a través de una pasarela que reproduce el recorrido original. Cada espacio se presenta con una reconstrucción infográfica del interior. Así mismo, mediante luces de colores se intenta evocar las zonas frías, las zonas de baños templados, los espacios calientes, los hornos, explicando así el sistema de calefacción romano.

Parque natural Campa Torres
Jan28

En el Cabo Torres, a siete kilómetros del centro de Gijón y en el flanco oeste de su bahía, se sitúa el Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres.

El Parque es un lugar de ocio y cultura en el que se desarrollan diversas actividades vinculadas al conocimiento y disfrute del patrimonio arqueológico de este cabo. Estas iniciativas pretenden, a la vez, llamar la atención y motivar al público sobre el valor y la necesidad de protección del patrimonio arqueológico.

El Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres es uno de los primeros resultados del plan de parques arqueológicos elaborado por el Ministerio de Cultura en 1989. Estos espacios patrimoniales surgen de la ampliación del concepto de patrimonio cultural, que en el caso de la Arqueología intenta tomar en consideración no sólo a los yacimientos o los restos materiales hallados, sino al contexto en el que se inscriben.

Partiendo de este planteamiento, el Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres responde a varios objetivos:

Por un lado protege y pone en valor los restos arqueológicos, actividad necesaria para su protección y conservación, al tiempo que facilita la investigación y difusión científica y didáctica del yacimiento.

Por otro lado, el cabo Torres tiene una personalidad geológica, botánica y faunística que va inseparablemente ligada a la historia del yacimiento. Por este motivo, todas las actuaciones se dirigen a la integración de los restos arqueológicos en su entorno natural.

Desde este punto de vista el parque es un punto excelente para la observación de las aves y un territorio con un paisaje vegetal característico.

Desde el punto de vista arqueológico, el parque proporciona información sobre la protohistoria asturiana y explica los orígenes de la ciudad de Gijón. Nos permite conocer el paso de la época prerromana a la romana. Las instalaciones del parque se componen de tres edificios principales: recepción, museo y faro.

Además el parque cuenta con un itinerario arqueológico, un observatorio de aves, un mirador con amplias vistas sobre El Musel y Gijón. El itinerario arqueológico discurre a través de trece puntos de observación en los que se identifican los elementos más significativos del poblado. Los puntos de información que marcan este recorrido nos ofrecen también datos sobre las especies vegetales y su evolución histórica hasta configurar el paisaje actual.

El Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres es el centro que organiza y coordina toda la actividad arqueológica del concejo de Gijón, sede del centro de documentación arqueológica del municipio y de la Biblioteca Manuel Fernández-Miranda